El moño vira’o: origen de 7 frases cubanas populares

Sin dudas cada país adopta sus maneras, costumbres y formas propias de hablar. Cuba, dado lo diverso de sus raíces y el llamado proceso de transculturación cuenta con una serie de frases cubanas populares de las que hoy traemos su origen en PapiCuba.

Cómo se formó el español que se habla en Cuba

Cuba, al igual que la mayoría de países de América Latina, fue colonia de España desde el siglo XV hasta finales del XIX, cuando la Guerra Hispano-Cubano-Norteamericana puso fin a una era de dominación colonial ibérica.

En el transcurso de esos años, el castellano de la Isla fue bebiendo de varias fuentes, como algunos rastros aborígenes (coa, barbacoa, casabe, güira), palabras de origen africano y un acento peculiar por el que identifica rápidamente a los nacidos allí.

Igualmente, en las distintas regiones del país —Occidente, Centro y Oriente— el idioma tiene sus variaciones. Así, encontramos que mientras en algunos lugares se le dice balde en otros se le llama cubo al recipiente generalmente cilíndrico utilizado para trasladar agua. Fongo para unos, plátano para otros; pluma en oriente, llave de agua en occidente (el grifo).

 Sin embargo, hay otras construcciones en el día a día que no son imprescindibles, pero sí aportan a la comprensión de quienes viven allí.

1.      Asere, ¿qué bolá?

La palabra asere, en Cuba, es formalmente utilizada para referirse a alguien con cercanía. Sería el equivalente a colega, amigo, compañero. Una de las formas en que más se emplea es el saludo informal “Asere, ¿qué bolá?”, que sería algo así como “¿Qué tal amigo? ¿Cómo estás?”.

También se usa para sustituir el nombre de las personas cuando hablas con ellas. Por ejemplo: “Asere, ¿qué hora es?”; aunque también puede tener un tono despectivo, cuando se usa en tercera persona:

“Él es un asere”, referido a personas de barrio y generalmente señalados como de baja cultura.

2.      A la my love

A la my love es una frase popularizada por una canción del grupo urbano Kola Loka en 2011. Realmente no queda claro su origen y por qué esa combinación de palabras; pero lo cierto es que su significado puede variar.

Dependiendo del contexto, andar “a la my love” puede referirse a estar por la vida sin preocupaciones, relajado o sencillamente andar desnudo.

3.      Yuma

Los orígenes de esta palabra no están bien definidos. Su significado es “extranjero”. De este modo un “yuma” es una persona de fuera de Cuba y la expresión “Irse pa’l yuma” o “pa’ la yuma” se refiere a irse a otro país. Tradicionalmente yuma era solo Estados Unidos, pero desde hace un tiempo engloba a cualquier sitio fuera de Cuba.

Sobre por qué yuma hay dos teorías. Una sugiere que se debe a otro término cubano “la/el yunai”, referido a United States of America. Se cree que de la palabra yunai se llegó a yuma, aunque otros expertos afirman que no es la versión más acertada.

La otra teoría estaría referida a la película “3:10 to yuma”, un famosos western norteamericano. Según algunos estudiosos de la cultura cubana, la película impactó de manera tal que desde ese momento para referirse a Estados Unidos lo harían directamente usando el nombre de la ciudad ubicada en Arizona y que aparece en el título del filme.

4.      Tirar un cabo

Cualquier extranjero que escuche esta frase por primera vez quedará sorprendido sin saber exactamente qué se le pide. Lo cierto es que “tirar un cabo” es un

a manera coloquial de pedir ayuda. Según algunos estudiosos, la expresión podría venir de la jerga marinera.

De tal modo que si alguien dice “tírame un cabo”, “me hace falta un cabo” se referirá a un favor o ayuda.

5.      La pincha

“Pinchar” no tiene de man era tradicional el noble significado que han encontrado los cubanos para la expresión. De hecho, este verbo sacado de contexto se ha transformado a su vez en sustantivo: la pincha.

En Cuba, cuando alguien te habla de “ir a pinchar” se refiere a que se dirige a trabajar. “La pincha”, por tanto, es el centro laboral; y “tengo pincha” que le toca turno de trabajo a la persona en cuestión.

6.      El moño vira’o

En Cuba el moño suele hacer referencia a como queda el pelo de las personas con cabello largo cuando se lo recogen. Por eso cuando alguien dice que amaneció con “el moño vira’o” podría no quedar clara la esencia a la primera.

Lo cierto es que esta expresión se refiere a levantarse de mal humor o mal carácter, así que si alguien te dice que amaneció con el “moño vira’o” no dudes en huir.

7.      Estar en la tela

Nada que ver con la sastrería o la moda. Si un cubano le dice a otro que está en la tela significa que está mucho más delgado que la vez anterior que coincidieron. Los expertos coinciden en que la expresión podría venir de una anterior: estar en la tea, pero que con el tiempo cayó en desuso.

PapiCuba en la Prensa


Únete a nuestro
grupo de Telegram

Realiza tus recargas con nuestros agentes y mantente al tanto de nuestras promociones.